Cuando los registros hablan

Al embarcarme en la búsqueda de mis raíces y ahondar en esta apasionante disciplina que es la genealogía, decidí establecer un plan de trabajo que me permitiese llevar a buen puerto este peculiar proyecto personal.

A pesar de que una de las tareas previamente definidas, consistía en desgranar toda la información contenida en las partidas, al no encontrar “pistas” precisas en una primera lectura, me aboqué de lleno en la búsqueda en Italia procurando delimitar la Comuna de nacimiento de Vincenzo, cometido que por el momento ha resultado infructuoso o incluso ha aportado mayor confusión sobre las circunstancias personales y familiares, previas a su emigración.
En el camino de cualquier proyecto que emprendamos, hay cuatro pasos ineludibles por los que necesariamente hemos de transitar: plantear, actuar, verificar y corregir. Cumpliendo esta premisa hago hoy un alto en el camino para rescatar esas partidas y registros, con la intención de recapitular aquellos HECHOS vividos por los que me antecedieron, con el firme propósito de desprenderme de todas las especulaciones que condicionan esta singular búsqueda=proyecto.

Y esta es la historia que cuentan los documentos que hasta ahora he podido atesorar:

Vincenzo Comolli nace en Italia alrededor de 1860, según su propia declaración recogida en el censo santafecino de 1887.

Forma parte del primer contingente de pobladores que se estableció en Villa Ocampo.

Su futura esposa Regina Malnati, nace el 04/11/1863 en Venegono Superiore, Varese, Italia. Desembarca el 31/12/1884 en Buenos Aires y se traslada al norte santafecino, donde un mes y medio después, contrae matrimonio con Vincenzo en San Antonio de Obligado.

En el acta de matrimonio fechada el 15/02/1885, fray Ermete Constanzi en su calidad de Vice Prefecto de Misiones, consigna que el contrayente es italiano, de 26 años, agricultor, residente en la Colonia Ocampo, hijo del finado Pablo “Comoli” y de Juana "Cappellasi".

Copia del Libro ParroquialCopia del Libro Parroquial

De mi bisabuela Regina “Magnati”, refleja que es natural de Italia, vecina de Las Toscas, que cuenta con 18 años y es hija de José “Magnate” y Pascuala Cattaneo. La ceremonia se celebró en la capilla provisional de San Antonio de Padua, siendo testigos Fabio Binaghi, Juan Bombelli y su esposa Cayetana Malnati, hermana de Regina:


Además de la castellanización de los nombres (o incluso los errores ortográficos) y la información que aporta sobre el hecho de que el padre de Vincenzo está fallecido, en esta partida resulta llamativo que Regina declare tener 4 años menos de los que quedan acreditados en su partida de nacimiento, circunstancia que se repite en sus posteriores declaraciones, recogidas en los censos de 1887 y 1895.

Entre 1886 y 1895 nacen en Argentina sus cinco hijos: mi abuelo Julio Pablo (1886-1964), Juana (1888), Manolo (1890), Juan Vicente Cayetano (1892-1978) y Vicente (1895). Se da la circunstancia que este último niño -según el censo-, viene al mundo poco después del fallecimiento de Vincenzo en Buenos Aires, el 06/08/1894.

A pesar de que en la partida de defunción aparece ilegible la causa de su temprano fallecimiento (36 años-¿1858?) y la peculiaridad de haber sucedido en Buenos Aires, gracias a la declaración del que presumimos que es su cuñado -Gaetano Malnati-, podemos saber que entre 1885 (fecha del acta de matrimonio) y 1894 (la de su defunción), Giovanna -madre de Vincenzo- ya aparece declarada como fallecida. En este testimonio -además de Gaetano Malnati, de 38 años-, también interviene Luis Bietti -de 36 años-, en calidad de testigo y ambos residentes en Buenos Aires. La duda que siembra esta partida, es que el apellido de Giovanna aparece como “Cappellani” y no “Cappellasi, Cappellazzi o Cappellacci”.

El fallecimiento de Vincenzo en 1894, no fue el único mal trago que el destino le deparó a Regina en tan corto espacio de tiempo: tres años antes en su lejana tierra natal, también fallecería su madre Pasqualina Cattaneo, a los 54 años y seis años después moriría su padre Giuseppe Malnati, con 67 años.

La lectura de todas estos documentos, me permiten acotar las fechas, los lugares y las relaciones que establecían: es como construir una línea de tiempo imaginaria, en donde puedo colocar de forma certera, todos aquellos acontecimientos vitales promovidos por ellos.

También es cierto que parte de la información contenida puede inducirnos a error, como la transcripción del apellido (Cappellani en lugar de Cappellasi) o el hecho de que en la partida de nacimiento de mi abuelo Julio, constase que ambos progenitores eran oriundos del “partido de Milano en la Provincia de Milano”, cuando ya hemos comprobado que Regina nació en la actual Provincia de Varese. La justificación de este hecho, es que a nivel eclesiástico, esta zona siempre ha estado bajo la jurisdicción de la Chiesa di Milano o Diocesi Ambrosiana, a pesar de los sucesivos cambios administrativos que sufrió.

Esto es lo que cuentan las partidas y dentro del proyecto que inicialmente planteaba, se corresponde con la etapa de verificación. No tengo claro si debo de reorientar mi búsqueda, aunque gracias a este cambio de mirada, he podido realizar un ejercicio muy estimulante, que me permitió “resucitar” a otros miembros de la familia, hasta hoy anónimos y olvidados.

Es ahora cuando comprendo aquello de que “la genealogía es un viaje, nunca un destino final”.
Y todo ello a pesar de que Vincenzo... ¡siga resistiéndose a hablar!

Fuentes:
=> Primer Censo General de la Provincia de Santa Fe, 1887 (Levantado en los días 6, 7, 8 de Junio de 1887 )
=> Argentina National Census, 1895 (Realizado el 11 de Mayo de 1895)
data:homeMsg